Lesiones producidas por agentes físicos y químicos

En la cavidad oral, cuando llevamos a cabo la exploración rutinaria de la misma, o bien por consultas concretas, nos encontramos con diversas lesiones que pueden tener diversos orígenes, algunos de ellos son físicos y químicos.

LESIONES POR AGENTES FÍSICOS

Traumatismos mecánicos

– Línea alba: Línea de color blanco más o menos marcada y macerada, en mucosa yugal, a nivel plano oclusión. Por traumatismo continuado. También en borde de lengua.

linea alba lesiones químicas odontología

Línea alba

– Mucosa mordisqueada: Por el hábito de morder mejillas y labios. Áreas blanquecinas, rugosas y contornos difusos. A veces erosiones y hemorragias superficiales. De forma bilateral frecuentemente. Asintomática. Diagnóstico diferencial con lesiones blancas.

Úlcera traumática

– Úlcera crónica: Diagnóstico diferencial con Cáncer en tercio medio y posterior de la lengua, reborde elevado e indurado. Extirpación si persite más de 15 días y estudio de anatomía patológica.

– Úlcera aguda: Por traumatismo agudo, breve y doloroso. Se producen de forma yatrogénica o por traumatismos. Casi todas las localizaciones. Morfología variable, zona central necrótica blanco- amarillenta, bordes rojos elevados. Dolorosas. Pueden producir sinequias. Desaparecen en 10 días y no duelen al cuarto día de producirse.

ulcera traumatica aguda por protesis

Úlcera traumática aguda por prótesis

Lesiones hiperplásicas

– Hiperplasia epitelial del paladar: Pacte con prótesis removible, con irritación continuada, puede haber sobreinfección por cándida. Pólipos o pápulas indoloras, al principio blandas y rojas, sangran con facilidad, luego se fibrosan. Tratamiento: medidas de higiene, antifúngicos, cambio de prótesis, extirpación.

– Épulis fisurado: Por bordes de prótesis mal adaptados, en paladar por enclavamiento. Mamelones alargados, vegetantes, de color rojo, consistencia elástica. Asintomática, aunque se pueden ulcerar.

– Fibroma traumático: proliferación hiperplásica focal del tejido conectivo por irritación continuada. Lesiones nodulares, delimitadas y pediculadas. Mucosa normal o queratinizada.

fibroma-traumatico

Fibroma traumático

– Diapneusia: Por succión crónica en espacio edéntulo o diastema. Tratamiento la  extirpación.

Lesiones blancas hiperqueratósicas

– Queratosis friccionales: lesiones blancas hiperqueratósicas por traumatismos poco intensos repetidos. En zonas de roce de prótesis, zonas edéntulas. Desaparecen al eliminar el factor traumático. Diagnóstico diferencial con lesiones blancas. – Quemaduras térmicas: por contacto accidental con bebidas y comidas calientes. Localizadas con frecuencia en zona anterior de la lengua y paladar, area eritematosa. Puede haber necrosis de zona superficial.  Si la quemadura es por frío: escaras, eritema y tumefacción labial.

quemadura-termica

Quemadura térmica

– Quemaduras eléctricas: Por morder un cable o enchufe, frecuente en niños. La saliva funciona como electrolito. Temperaturas de hasta 3000º. Localizadas en labios y comisuras, también en lengua y otras zonas peribucales. Lesiones indoloras en un inicio: la piel aparece blanca-gris, bordes rojos, luego edema y la lesión pierde nitidez formándose una escara que al desprenderse deja una hemorragia. La curación deja sinequias y microstomía.

Lesiones por radiación solar

– Queilitis actínica aguda: Por exposición prolongada al sol, labios enrojecidos y edematoso, a veces vesículas.

– Queilitis actínica crónica: Por degeneración de tejidos del bermellón por el sol. Se relaciona con el color de la piel (muy claro) y los años de exposición. Aspecto atrófico, blanco-gris, fisuras, descamación, borramiento del límite del labio, áreas queratósicas, ulceraciones y costras. Se considera lesión precancerosa. Sospecha de malignización cuando exista zona ulcerada y eritematosa indurada.

– Mucositis por radioterapia: Por la radioterapia de neoplasias de cabeza y cuello. Entre los 8 y 14 días de inicio del tratamiento, por atrofia progresiva de la capa germinal del epitelio. Hiperemia, mucosa eritematosa, edematizada, sensación de ardor, úlceras dolorosas con exudado fibrinoso. Dificultad para alimentación. Desaparece a la 3-4 semanas del fin del tratamiento, aunque puede cronificar. Tratamiento sintomático y prevención y tratamiento de  sobreinfecciones: dieta blanda, suplementos de vitaminas y proteínas, líquido, evitar irritantes, buena higiene, anestésicos locales, enjuagues con bicarbonato, protectores de la mucosa. La sobreinfección se tratará de forma específica.

LESIONES POR AGENTES QUÍMICOS
Quemaduras químicas

– Por ingestión de álcalis o ácidos: En niños pequeños o intentos de suicidio. En labios y mucosa oral, más graves en orofaringe. La gravedad depende del agente. Por ácidos producen costra protectora de cauterización. Por álcalis necrosis y tumefacción de los tejidos con grandes cicatrices.

quemadura-quimica-por-alcohol

Quemadura química por alcohol

Aplicación de sustancias medicamentosas: aspirina, etanol, dentífricos y otras sustancias:

– Ácido Acetil Salicílico: vulgarmente usado para calmar el dolor dental. En cualquier zona mucosa oral. Necrosis superficial del epitelio, contornos irregulares, friables sobre área eritematosa.

– Etanol: produce mucosa seca blanquecina.

– Dentífricos: Dolor decoloración epitelio formando lesiones blancas

Necrosis palatina

Lesión ulcerada en paladar duro a las 8-12 horas de la inyección de grandes cantidades de anestésico, por el efecto isquémico. Cura en 7-10 días.

 Lesiones asociadas al consumo de tabaco

Produce agresión térmica y química.

Lesiones:

– Leucoplasia retrocomisural: a veces lingual, queilitis erosiva, alteración del gusto y olfato, palatitis nicotínica, lengua negra vellosa, glositis romboidal media, melanosis del fumador y cáncer oral.

– Paladar del fumador: Fumadores portadores de prótesis removible, afectando a zonas descubiertas. En paladar duro mucosa blanca difusa, engrosada, fisurada, nódulos umbilicados con orificio rojo en medio. Desaparece al dejar de fumar.

– El tabaco: también está relacionado con enfermedad periodontales, alveolitis y fracaso de implantes.

 Mucositis por quimioterapia

Producida por toxidad directa o indirecta de los agentes antineoplásicos. Estomatitis ulcerativa difusa que afecta a mucosa no queratinizada, respetando encía, paladar duro y cara dorsal de la lengua. Aparece a los 5-7 días del inicio. Zonas eritematosas, ulceraciones blanco- grisáceas con necrosis central, reacción inflamatoria mínima por mielosupresión. El dolor e incapacidad funcional depende de la intensidad y extensión del cuadro. Tratamiento similar a la radiomucositis

Estomatitis alérgica

– Angioedema: Tumefacción indolora de labios, mejillas y lengua. Si afecta a la parte posterior de lengua puede comprometer la vía respiratoria. Cede al desaparecer el agente causal en 24-48 h.

– Estomatitis medicamentosa: Por administración sistémica de un fármaco. No guarda relación con las propiedades del fármaco. Desparece al eliminar el fármaco. Eritemas, vesículas o ampollas, úlceras, costras, lesiones cutáneas. – Erupción fija medicamentosa: Lesiones recurrentes en la misma localización A nivel oral infrecuente aparece eritemas, ampollas o úlceras. Por barbitúricos, paracetamol…

– Estomatitis alérgica de contacto: En zona de contacto a los 2-3 días, con eritema, edema, vesículas o úlceras. En contacto con metales de prótesis, material impresión, pastas, latex. Tratamiento: retirar agente causal y corticoides tópicos.

– Agrandamiento gingival secundario a fármacos: Efecto indeseable del tratamiento sistémico con difenilhidantoínas, ciclosporina y antagonistas del calcio. Depende de la susceptibildad individual y presencia de inflamación gingival por placa. Aumento progresivo de encía, iniciado en las papilas que aumentan en forma de masas lobuladas firmes que llegan a cubrir las coronas. Afecta preferentemente a zonas vestibulares de dientes anteriores. Altera la masticación y afecta la estética. Tratamiento eliminación de irritantes (tártaro), higiene oral correcta, clorhexidina y gingivectomía.

– Osteonecrosis por bifosfonatos o fámacos de similar acción: Indicados en determinadas patologías neoplásicas y osteoporosis debidos a la capacidad inhibitoria de la reabsorción ósea osteoclástica, se ha visto como efecto secundario a su uso casos de osteonecrosis de los maxilares.

osteonecrosis-por-bifosfonatos

Osteonecrosis por bifosfonatos