Traumatismo – Implantes

Voy a presentar en esta ocasión, un caso de un paciente joven, de 28 años de edad, que sufrió un politraumatismo, en el que se afectaron extremidades superiores e inferiores. El paciente estuvo 2 meses en coma y a nivel craneal, fue intervenido de varias fracturas en el macizo facial, que afectaban tanto a maxilar inferior como superior y fue tratado con placas de osteosíntesis en ambos maxilares, además como consecuencia del impacto sufrió pérdida de las piezas 1.2, 1.1, 2.1, 2.2 y 2.3 (Imagen 1).

 Imagen 1

Las imágenes 2 a la 7, nos muestran varias reconstrucciones del TC y las dos últimas el aspecto clínico cuando vimos al paciente, para realizarle una prótesis removible para sustituir las piezas ausentes (Imagen 8).

 Imagen 2  Imagen 3  Imagen 4  Imagen 5  Imagen 6  Imagen 7  Imagen 8

Pasados unos meses del traumatismo y después de que fuesen retiradas algunas de las placas y tornillos de osteosíntesis, realizamos la intervención de colocación de los implantes de osteointegrados, con el objetivo de proporcionar una prótesis fija como tratamiento definitivo del caso. Las imágenes 9 a la 14, nos muestran el proceso de desperiostización y la progresiva colocación de los implantes, uno por pieza ausente, en este caso de implantes de conexión interna y la sutura de la incisión, así como la evolución de la herida y cicatriz y el aspecto de la misma cuando pasados 3 meses, realizamos la segunda cirugía (Imagen 15).

 Imagen 9   Imagen 10  Imagen 11  Imagen 12  Imagen 13  Imagen 14 Imagen 15

Los pilares mecanizados de titanio, fueron acoplados a los implantes y remodelados en boca para paralelizar y hacer los ajustes necesarios (Imagen 16 y 17). Durante el proceso, los pilares se atornillados a 20 Nw a los implantes, sujetándolos con un mosquito para evitar transmitir fuerzas anómalas a los implantes (Imagen 18), y sellas las chimeneas con teflón y composite (Imagen 19), cementando un puente de acrílico como provisional durante el tiempo necesario para la remodelación de los tejidos blandos periimplantarios.

 Imagen 16  Imagen 17  Imagen 18  Imagen 19

Al cabo de 8 semanas tomamos las impresiones para la prótesis definitiva y realizar la prótesis metalocerámica proyectada (Imagen 21 y 22).

 Imagen 21  Imagen 22

Las imágenes 23, 24 y 25 nos muestran el resultado funcional y estético conseguido en este caso. Como comentarios diremos que utilizamos una cierta cantidad de cerámica de color rosa, porque si no hubiésemos tenido que realizar dientes excesivamente largos.

Para la realización de la prótesis definitiva, que va cementada en los pilares, se hicieron unos pequeños orificios (Imagen 24) para poder desatornillar si algún día fuese necesario. Es decir, se trata de una prótesis cemento-atornillada. Y los pilares que en su día se atornillaron a los implantes, no se han vuelto a desmontar, sino que se tomó impresiones de los mismos directamente, sin usar transfers ni copings de impresión.

 Imagen 23  Imagen 24  Imagen 25