Regeneración ósea guiada tras un traumatismo dentario: Un resultado predecible

El objetivo de este artículo es exponer la regeneración ósea de un alveolo postextracción con un defecto severo de la pared vestibular y defender los procedimientos de regeneración ósea como una realidad de tratamiento.

Presentamos el caso clínico de un paciente de 24 años de edad, sin antecedentes médicos de interés, que acude a la consulta para valoración del incisivo central superior derecho (1.1) con aumento de movilidad desde hace dos semanas y sintomatología inespecífica (Figura 1). El paciente comenta que sufrió un traumatismo importante en la zona hace seis meses, tras el cual le hicieron una endodoncia de ese diente y cuya evolución fue positiva, no habiendo acudido más a revisión.

A la exploración se observa una decoloración de la corona y movilidad II-III en el diente 1.1. En la pruebas complementarias, OPG y CT, existe una fractura radicular, entre el tercio medio y el tercio coronal de la superficie radicular que impide el  tratamiento conservador del diente, y un área radiotransparente en relación con el ápice dentario que perfora la cortical vestibular (Figura 2).

Se propuso como primera etapa del tratamiento, debido al defecto importante de la cortical vestibular, la exodoncia del diente, legrado y regeneración ósea del alveolo con un xenoinjerto,  hueso autólogo  y membranas de colágeno (técnica de doble capa) con un cierre del colgajo por primera intención. Se colocó una prótesis provisional dentosoportada adherida a los dientes 1.2 y 2.1 (Figuras 3 y 4)

A los seis meses, se hizo una reevaluación de la zona, exploración clínica y  CT, donde observamos la regeneración favorable del defecto (Figura 5).  Optamos por la colocación de un implante (4 x11,5mm; RP) para la rehabilitación protésica del tramo edentulo, se evitó hacer un gran colgajo para no traumatizar más los tejidos y permitir así la maduración del tejido blando (Figura 6). La ubicación tridimensional del implante estuvo guiada por la planificación protésica y se pudo confirmar que la pared vestibular estaba regenerada en sentido vertical y horizontal (Figura 7). A lo largo del periodo de osteointegración el paciente llevó la prótesis adherida confeccionada al comienzo del tratamiento. Finalizado el tiempo de osteointegración, 3 meses, se realizó la conexión del implante y se confeccionó la prótesis implantosoportada definitiva (Figura 8)

Existen diferentes alternativas terapéuticas para la regeneración osea horizontal, desde expansión ósea o la osteogénesis por distracción hasta la regeneración ósea guiada o injertos de hueso autólogo. 

Existen diferentes clasificaciones para valorar los defectos óseos y/o tisulares del reborde alveolar, y una de las clasificaciones más importantes es la Clasificación establecida por Elian en 2007, que valora las alteraciones de tejido blando y de la pared vestibular del alveolo antes de una exodoncia dentaria. Clasifica los alveolos dentarios en tres tipos; en el alveolo tipo I no existe alteración del tejido blando ni del tejido óseo, en este caso estaría indicado un implante inmediato y el resultado sería predecible; en el alveolo tipo II, el tejido blando está intacto pero la pared vestibular está alterada, Elian propone una regeneración con biomaterial y membrana reabsorbible a través del alveolo sin levantar colgajo; en el alveolo tipo III, existe una disminución del tejido óseo y del tejido blando, requiere regeneración más avanzada de los tejidos (óseo y blando).

En nuestro caso al valorar el alveolo tras la exodoncia dentaria y legrado de la zona, existía un defecto de la pared vestibular completa y estaba mantenido el nivel óseo en las localizaciones mesial, distal y palatino, lo cual establecía un alveolo con un defecto óseo de tres paredes y favorable para la regeneración ósea.  Se realizó la regeneración ósea del alveolo con un xenoinjerto combinado con hueso autológo y se cubrió con dos membranas de colágeno, atendiendo a la técnica de doble capa de  Hürzeler,  una membrana de colágeno  reticular de reabsorción lenta en contacto con el defecto y el hueso, y una segunda membrana de colágeno convencional no reticular sobre esta, con el fín de compensar la rápida reabsorción de las membranas convencionales. Al finalizar el periodo de maduración del alveolo y tras confirmar la regeneración del alveolo, optamos por la rehabilitación del caso mediante una prótesis implantosoportada, que se confeccionó tras la maduración de los tejidos periimplantarios.

Autor del caso clínico:  Dr. Rafael Flores (Dentro del equipo del Dr. Daniel Torres)

BIBLIOGRAFÍA

  1. Elian N, Cho S, Froum S, Smith R, Tarnow D. A simplified socket classification and repair technique. Pract Proced Aesthet Dent 2007; 19(2):99.204.
  2. Hürzeler M, Thalmair T, von Mohrenschildt S, Fickl S. Double-layer technique for alveolar ridge augmentation: A case report. Pract Periodontics Aesthet Dent 2009; 21:185-191.
  3. Retzepi M,. Donos N. Guided Bone Regeneration: Biological principle and therapeutic applications.  Clin Oral Impl Res 2010; 21: 567-576.
  4. Fu J, Wang H. Horizontal Bone Augmentation: The decisión tree. Int J Periodontics Restorative Dent 2011; 31:429-436.
  5. Kuchler U, Von Arx T. Int J Oral Maxillofac Implants 2014; 29(Suppl):14-24.