Molares supernumerarios: Cuarto y Quinto molar

Algunos autores definen a los dientes supernumerarios como aquellos adicionales a la serie normal, es decir más de 20 en dentición decidua o más de 32 en permanente y pueden encontrarse en cualquier parte de la arcada alveolar.

Pueden ser únicos o múltiples, unilaterales o bilaterales, erupcionados, impactados o retenidos, de morfología normal o alterada y afectar a un maxilar o a ambos. Este fenómeno ha recibido diferentes denominaciones: hiperodoncia, tercera dentición, dientes postpermanentes, hiperplasia de la dentición, dientes adicionales, dientes extras, súper dentición y polidontismo.

El diente supernumerario más frecuente es el mesiodens que puede crecer orientado hacia la nariz y quedará impactado (figura 1) o hacia la cavidad oral y en este caso podrá erupcionar generalmente muy cerca de la línea media (figura 2), de ahí su nombre.
      

Le siguen en frecuencia los cuartos molares o distomolares (figura 4) y los premolares (figura 3).
Los molares supernumerarios se encuentran con mayor frecuencia en maxilar que en mandíbula y el sexo masculino es el más afectado.

Los problemas asociados a dientes supernumerarios pueden ser: fracaso en la erupción (inclusión de dientes permanentes), erupciones anormales, patología pulpar, malposición (rotaciones, desplazamiento, giroversión), apiñamiento, formación de quiste dentígeno, reabsorción de raíces en dientes adyacentes (rizólisis), provocar diastemas, infecciones locales, periodontitis, maloclusión, algias faciales o pueden ser asintomáticos.

Aproximadamente el 75 % de los dientes supernumerarios están impactados y son asintomáticos, pero como en el caso que vamos a presentar, además de tratarse de un “Quinto molar” en el lado derecho y de un cuarto molar en el izquierdo, el paciente acudió a consulta por patología dolorosa de varios meses de evolución.

 

Podemos ver en la fotografía clínica del lado derecho (figura 5) una gingivitis importante de la zona y también impactación de alimentos, debido a la dificultad de higienizar la zona y a un conflicto de espacio, con tercero y cuarto molar erupcionados y el quinto molar podemos verlo en la RX, pues estaba incluido, así como una lesión con ensanchamiento del espacio periodontal del segundo molar. En la imagen número 7 observamos la reconstrucción de la posición que ocupaban en boca, después de la exodoncia.
 

En la imagen 8 observamos una situación parecida al otro lado, en la que un tercer molar y un cuarto molar están erupcionados en boca y causando problemas de higiene y de dolor. También procedimos a la exodoncia de dichas piezas (figura 9) y realizamos una RX periapical para comprobar que no existía ninguna otra pieza supernumeraria (figura 10).
 

La causa de la presencia de estas piezas supernumerarias es desconocida, siendo la teoría más aceptada la que señala que corresponde a un desorden hereditario multifactorial, que conduce a una hiperactividad de la lámina dental. Los estudios odontológicos relacionados con la odontogénesis indican que durante la evolución del germen dentario, la lámina dental degenera, dando lugar a la persistencia de remanentes de la lámina dental, ya sea como perlas epiteliales o islas epiteliales localizadas en el interior de los maxilares. Si estos restos epiteliales son influenciados por factores inductivos, se formará un germen dental que resultará en el desarrollo de un supernumerario o de un odontoma. También se puede considerar que existen unos factores hereditarios, al igual que en los casos de agenesias dentales, frecuentes en varios miembros de la misma familia.