Implantes inmediatos con carga inmediata superior

El tratamiento con implantes osteointegrados es muy común en las consultas dentales, no obstante, cada vez los pacientes requieren más brevedad en los tiempos de tratamiento. Es por ello, que los avances en la investigación nos posibilitan poder realizar con éxito implantes inmediatos postextracción y poder realizar una carga inmediata de los mismos.

El caso clínico que presentamos a continuación es una rehabilitación completa superior con implantes postextracción y carga inmediata. Se trata de un paciente de 40 años de edad  fumador de menos de 10 cigarrillos diarios y sin antecedentes médicos de interés, que acude a nuestra consulta por caries y falta de sectores posteriores que le imposibilitan realizar una función masticatoria correcta, así como tener una estética adecuada. Tras la valoración del paciente se determina que es imposible para alcanzar los objetivos establecidos mantener los dientes superiores remanentes, por lo que se le propone una rehabilitación completa sobre implantes. En este post explicaremos el procedimiento para realizar un rehabilitación superior con implantes postextracción y carga inmediata (Figuras 1 a 4).

Para realizar una carga inmediata completa superior se deben realizar pruebas protésicas previas como son planchas de mordida y prueba de dientes en zonas edéntulas (Figuras 5 y 6). Tras esto, comenzamos con el tratamiento citando al paciente a primera hora de la mañana para realizar las extracciones de todos los dientes superiores, así como llevar a cabo un correcto legrado de los lechos (Figura 7). Una vez realizado esto, se prueba la prótesis completa realizada por el laboratorio, la cual se convertirá en la carga inmediata atornillada una vez colocado los implantes. Es en este momento en el que se comienza la cirugía, colocando seis implantes maxilares situados a lo largo de toda la arcada, se tuvo que colocar un implante angulado posterior para evitar cirugías regenerativas debido a la posición del seno maxilar del primer cuadrante.

Una vez colocados y quedando todos con una estabilidad que permitan ser cargados, se sutura y se procede a la colocación de transepiteliales rectos y un transepitelial angulado de 17° en el que colocamos con dicha inclinación, todos colocados a 20N de fuerza e intentado paralelizar con los vástagos la posición de atornillado de todos los transepiteliales (Figuras 8 y 9). Una vez situados se procede a la toma de impresiones de silicona con transfers de cubeta abierta para transferir al protésico la situación de los implantes en boca (Figuras 10 a 13). Para terminar de ajustar la dimensión vertical se realiza un registro de cera con transfers de cubeta cerrada atornillados sobre los transepiteliales. (Figuras 14 a 16)

Caso Clínico de la Dra. Maribel Gonzalez, miembro del equipo del Dr. Daniel Torres.