Ortodoncia Fenestración – Tracción

En los casos clínicos pretendemos resolver casos que en el pasado nos presentaron ciertas dificultades para aportar nuestra experiencia como en este caso de caninos incluidos que deben ser fenestrados y traccionados para llevarlos a su correcta posición.

Como viene siendo habitual en estos casos que presentamos, nuestra motivación principal es ayudar a la práctica diaria realizando una aportación con nuestra experiencia y explicar cómo resolvemos algunos casos que en el pasado nos presentaron dificultades.

Hoy exponemos el caso de caninos incluidos que deben ser fenestrados y traccionados para llevarlos a su correcta posición.

La dificultad a la que me refería es al acto de la cirugía, existen otras dificultades de técnica y aparatología ortodoncia, que no trataremos en este momento. Hace algunos años solo realizábamos la fenestración y poníamos un apósito de cemento quirúrgico, en ocasiones se cerraba la herida y volvíamos a tener casi las mismas dificultades del principio.

En la actualidad, las fenestraciones  las realizamos sin eliminación de mucosa adherida y cementamos directamente un botón en la corona del canino a traccionar y esto lo hacemos en la misma sesión quirúrgica. (fig 1-7)

Tenemos que tener paciencia y control con el sangrado que nos dificultará la técnica adhesiva (fig 4 y 5 ), pero después todo serán ventajas aplicando esta técnica, pues nosotros ya dejamos una ligadura cogida al botón y después se vatraccionando hacia el arco vestibular progresivamente (fig 7, 8,  9 y 10). En este caso en la figura 11 se puede observar la eliminación del botón que se había cementado en la cara distal del canino y el cementado de una bracket en el centro de la cara vestibular del canino para terminar de colocarlo en el lugar adecuado.

Las fig 12 y 13 exponen otro caso de cementado del botón en un canino vestibular y bastante alto.

La figura 14 nos muestra una posición palatina y su tracción con una ligadura hacia el arco vestibular.