¿Se puede reparar una caries incipiente como si fuera un parabrisas?

16 Dic ¿Se puede reparar una caries incipiente como si fuera un parabrisas?

Habitualmente, cuando se trataba un abordaje conservador en la prevención o tratamiento de las lesiones cariosas de una manera u otra se acababa hablando de los selladores dentales.

Desde hace poco tiempo, una nueva alternativa terapéutica mínimamente invasiva se debe tener en cuenta para su aplicación en determinadas lesiones iniciales de caries (lesiones de caries E1, E2 sin cavitación).

La posibilidad de infiltrar o penetrar la caries con resinas fue descrita por primera vez en la década de 1970, demostrándose el detenimiento de la lesión cariosa en caries artificiales. Sin embargo, el material utilizado, resorcinol-formaldheido, era altamente inadecuado para su uso clínico debido a sus propiedades tóxicas.

La base de la infiltración de caries es la penetración de una resina de baja viscosidad en el cuerpo de la lesión cariosa.

Cómo se describe en este artículo, incluso después de grabar con ácido fosfórico la superficie dental por dos minutos, los adhesivos tienen dificultad para penetrar en las lesiones cariosas naturales. Por ello, se debe utilizar ácido clorhídrico al 15%, durante dos minutos, para esta técnica. Los materiales denominados infiltrantes penetran en estas condiciones hasta 100 micras en lesiones cariosas naturales.

NOTA: UN MATERIAL ES INFILTRANTE SI, APLICANDO LA ECUACIÓN DE WASHBURN, ALCANZA UN COEFICIENTE DE PENETRACIÓN SUPERIOR A 50 CM/S)

Espidident 1espidident 2

Después de la polimerización, el infiltrante sella los poros de la lesión, y por tanto, ofrece una barrera de difusión que interrumpe el paso de ácidos e hidratos de carbono fermentables.

En un estudio clínico realizado en Alemania, en 2012, aplicando la infiltración sobre caries proximales, en las cuales la extensión llegaba como mínimo a la mitad del esmalte (E2) y máximo primer tercio de la dentina (D1), se encontró que el 37% de las lesiones control y el 7% de las lesiones tratadas habían progresado después de 18 meses de observación. Después de  tres años el 46 % de las lesiones cariosas y el 4% de las lesiones tratadas había progresado.

La infiltración también puede realizarse en caras libres del diente, pero esta vez más por razones estéticas, por ejemplo, para eliminar las manchas blancas de origen carioso que a menudo aparecen alrededor de los brackets de ortodoncia y que son visibles tras su retirada.

El procedimiento es similar, pero en este caso, el objetivo de mejora estético se produce a partir del índice de refracción de la lesión (IR, índice de refracción 1.33 – 1.0), asemejándolo al del resto del diente sano (IR 1.62, una lesión infiltrada tiene un IR de 1.52).

Por tanto, a partir de las ventajas señaladas anteriormente, los dentistas, debemos tener en cuenta este abordaje terapéutico – preventivo en nuestro arsenal, para el mejor tratamiento de nuestros pacientes.

Espidident 3

¿Conocías estos artículos sobre abordaje conservador de las lesiones cariosas? ¿Te ha resultado interesante el artículo y sus conclusiones? ¿Aplicas estas técnicas en tu día a día? ¡Cuéntanoslo!

 

Dr. Daniel Torres
Dr. Daniel Torres

Doctor en Odontología, Máster en Cirugía Bucal y Máster en Ensayos Clínicos por la Universidad de Sevilla. Actualmente ejerce como Profesor Titular de Cirugía Bucal y como Codirector del Máster Universitario de Cirugía Bucal en la Facultad de Odontología, Universidad de Sevilla. Forma parte de la European Board of Oral Surgery y es Vicedecano de Gestión Clínica de la Facultad de Odontología de Sevilla y Vicepresidente de la Sociedad Española de Cirugía Bucal. El Doctor Torres es autor de numerosos artículos de Cirugía Bucal en revistas nacionales e internacionales y de múltiples capítulos de libros de la especialidad. Ha realizado múltiples ponencias en Congresos nacionales e internacionales y ha sido dictante de múltiples Cursos, conferencias y seminarios sobre cirugía bucal. Actualmente ostenta el Premio de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz y es autor de los libros Tumores Odontogénicos y La Clorhexidina en la prevención de la alveolitis en el postoperatorio de los terceros molares retenidos. Coautor del libro El tercer molar incluido. Además es miembro de número de SECIB, SEPES y SEPA y Miembro fundador del SCO.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.