Regeneración ósea con proteínas morfogenéticas, un abanico de posibilidades

07 Jul Regeneración ósea con proteínas morfogenéticas, un abanico de posibilidades

 

Las Proteínas Morfogenéticas Óseas (PMO) son un grupo de proteínas osteoinductivas que, obteniéndose a partir de la matriz ósea no mineralizada son capaces de iniciar y estimular la diferenciación de células mesenquimales pluripotentes hacia células osteoprogenitoras.

Las PMO forman parte de una gran familia relacionadas estructuralmente con los Factores de Crecimiento Transformantes-Beta (TGF-β).

La Regeneración del tejido óseo es una de las áreas donde más se ha investigado en los últimos años con el uso de las Proteínas Morfogenéticas Óseas. Esto se debe al potencial osteoinductivo y estimulador de la capacidad osteogénica que tienen estas proteínas de forma inherente por pertenecer al subgrupo que pertenecen dentro de la superfamilia TGF-beta.

La morfogénesis ósea es una cascada secuencial con tres fases: quimiotasis, mitosis y diferenciación de células mesenquimales en cartílago, que será reempleado por hueso. La secuencia comienza con la unión de la fibronectina plasmática, una proteína que se adhiere a la matriz desmineralizada y permite la unión a su vez de células mesenquiamales y la proliferación. El proceso de la regeneración del tejido óseo cuando colocamos un injerto es:

    • Día 1: la matriz implantada contiene un coágulo de fibrina y leucocitos polimorfonucleares.
    • Día 3: los leucocitos desaparecen y este evento es seguido de la migración y posterior aposición de la superficie celular de fibroblastos en la matriz de colágeno.
    • Día 5: Esta interacción inicial de la matriz culmina con la diferenciación de fibroblastos a condroblastos y osteoblastos. La calcificación de los condrocitos hipertróficos y nueva formación de hueso se correlaciona con el aumento de actividad de la fosfatasa alcalina y la incorporación 45Ca.
    • Día 9: El crecimiento hacia el interior de los capilares en el día noveno da lugar a la formación del hueso esponjoso.

La regeneración con injerto hueso autólogo ha sido el gol estándar para la sustitución ósea durante muchos años, ya que proporciona las células osteogénicas así como los factores osteoinductores esenciales y necesarios para la consolidación ósea y la regeneración. Estos injertos pueden ser tomados de sitios donantes extraorales, tales como la cresta ilíaca del paciente, la costilla, la tibia y la bóveda craneal, o bien sitios intraorales como la sínfisis mandibular o la zona de la rama mandibular.

Imagen 1

Imagen 2

Imagen 3

Imágenes de injertos en bloque intraoral tomadas en el Master de Cirugía Bucal de la Universidad de Sevilla

Si la zona donante es intraoral, podría llevarse a cabo la toma del injerto por parte de un cirujano oral instruido para ello, haciendo uso de técnicas anestésicas locales, lo cual disminuiría el riesgo frente a la zona donante extraoral.

Sin embargo, la toma de injertos óseos autólogos bien extraorales o bien intraorales está asociado inevitablemente con una mayor o menor morbilidad del sitio donante, la cual podría ser eliminada si el hueso estuviese fabricado a partir de técnicas de ingeniería tisular mediante el uso de factores de crecimiento.

La utilización de las Proteínas Morfogenéticas Óseas ha ampliado las opciones de tratamiento para conseguir la regeneración del tejido óseo, sumando un paso más en el amplio abanico de posibilidades que se tienen hoy día para alcanzar este fin, siendo en este caso un nuevo material fruto de la investigación y la ingeniería tisular.

Actualmente, hay más de 30 PMOs identificadas siendo las más estudiadas en los últimos años las PMO-2, 7 y 14, obteniéndose resultados favorables en cuanto a la cantidad, calidad y velocidad de regeneración del tejido óseo.

Tras el aislamiento de estas proteínas, su purificación y producción se han llevado a cabo numerosos estudios que han determinado la identificación de sus usos clínicos, lo cual ha llevado a un gran interés por parte de las empresas biotecnológicas para su producción con fines comerciales. En la actualidad, el estado de comercialización es diferente en cada país atendiendo a diferentes normativas para el uso en pacientes. En el caso de España existen preparados a base de PMOs comercializados, sin embargo, su uso es exclusivamente hospitalario, no siendo posible su uso aún en el ámbito de la odontología.

La ingeniería tisular nos abre un mundo de posibilidades en la Odontología, sin embargo, es necesario avanzar en el aislamiento de preparados que mejoren las técnicas odontológicas e incluso la salud bucodental, siendo para ello indispensable ser conscientes de la importancia de la investigación y el papel tan importante que juega ésta en todos los ámbitos sanitarios.

 

Y tú, ¿cómo crees que afectará la Regeneración Ósea con Proteínas Oseas Morfogenéticas y la ingeniaría tisular a la profesión?

 

Dra. Rosa María Díaz
Dra. Rosa María Díaz

Licenciada en Odontología por la Universidad de Sevilla y Máster Oficial en Ciencias Odontológicas por la Universidad de Sevilla Colaboradora Docente de la asignatura Cirugía Bucal, Cirugía Bucal Avanzada y de la Sección de Láser del Máster de Cirugía Bucal en la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla. En 2011 recibe la Beca de Colaboración del Ministerio de Educación para el proyecto de investigación en el Departamento de Estomatología de la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla. Autora del artículos en el Journal of Oral Implantology, y autora también del Capítulo de Libro Educational Program on Oral Microsurgery para el libro Microscopy advances in scientific research and education. Miembro del Grupo de Investigación CTS‐523 del Centro de Investigación, Tecnología e Innovación (CITIUS) de la Universidad de Sevilla desde Enero 2013. Y ganadora del III Premio SCOI-Inibsa-Geistlich por la Comunicación Poster Implantes Inmediatos en alveolos con afectación periapical crónica presentado durante las sesiones científicas del III Congreso Internacional de la Sociedad de Odontología Implantológica en Granada.

1Comentario
  • Daniel Torres
    Publicado a las 10:04h, 08 agosto

    Enhorabuena por el trabajo. El futuro desarrollo en células madres es totalmente prometedor en el campo de la Odontología. Estoy seguro que ya sea por avances creados ad hoc para este campo, o bien de adaptaciones de avances creadas para otras patologías del cuerpo. En 15 años la Odontología será muy distinta a lo que conocemos hoy, estoy seguro.