Bruxismo infantil: ¿Qué hay que saber como profesional?
Autor:

Bruxismo infantil: ¿Qué hay que saber como profesional?

Se trata de un hábito inconsciente e involuntario que se produce generalmente por la noche, causando un ruido fuerte muy peculiar por el que los padres acuden a la consulta dental. Como higienistas bucodentales, debemos conocer las características que tiene este trastorno para poder dar pautas y consejos al paciente y a sus padres.

Valoración

Definimos el bruxismo como el hábito inconsciente e involuntario de apretar y rechinar los dientes entre sí. Generalmente es nocturno y no ha de considerarse una patología, razón por la cual, es lo primero que como profesionales, hemos de informar a los padres del paciente. Suele aparecer, aproximadamente, sobre los 6 años de edad, en el período de recambio de los dientes deciduos por los definitivos.

Síntomas por los cuales los pacientes acuden a la consulta:

Bruxismo infantil 1

 

La suma de estos factores indica síndrome de ATM y bruxismo. Los síntomas han de considerarse en conjunto y no de manera aislada.

Al igual que en los adultos, influyen considerablemente, factores emocionales y/o estresantes, con la diferencia que en algunos casos, el bruxismo infantil desaparece en la adolescencia.

Como profesionales de la salud bucal sabemos la importancia que tiene la anamnesis en los pacientes. En ella, solemos encontrar la causa de muchos trastornos o patologías bucales. En el caso de los niños bruxistas, con la ayuda de los padres, debemos incluir en el cuestionario los hábitos que posee el paciente, que actividades extraescolares practica, así como la frecuencia y la duración de las mismas. Además, es importante preguntar  por variaciones en la vida y la rutina del niño (exigencias escolares, relaciones sociales, cambio de domicilio etc.).

La hiperactividad también juega un papel importante en este trastorno. Y aunque no es para nada nuestro campo, es importante dejar constancia, para incluirlo como posible factor desencadenante y que el odontólogo pueda hacer el seguimiento pertinente.

Con respecto a los factores físicos que pueden influir en el bruxismo encontramos: el recambio de los “dientes de leche” o las interferencias oclusales causadas por la malposición dentaria. En estos casos, el odontopediatra valorará dichos factores para aplicar el tratamiento o seguimiento necesario en cada caso.

Si bien, inicialmente no es necesario ningún tipo de tratamiento, sí existen una serie de pautas y consejos para poner en práctica y paliar las consecuencias del bruxismo:

Bruxismo

El seguimiento en casa es fundamental. Debemos aconsejar a los padres o adultos encargados del cuidado del niño que valoren la intensidad del bruxismo, si éste se prolonga en el tiempo, y si coincide con etapas de estrés o cambios en el ritmo habitual de vida del paciente.

¿Estabas al tanto de que este trastorno se producía también en la infancia?

Como profesional del equipo dental, ¿conoces o aplicas otro consejo al paciente pediátrico bruxista?

Bibliografía

  1. Odontología pediátrica. La salud bucal del niño y el adolescente en el mundo actual. Ed. Panamericana 2010. Bordoni-Escobar Rojas-Castillo Mercado.
  2. Av Odontoestomatol v.19 n.3 Madrid mayo-jun. 2003. Articulo Avances en odontoestomatología. Scielo. Frugone Zambra RE. , Rodríguez C.

Téc. Marisol Bardaré

Técnico Superior en Higiene Bucodental. Creadora del blog “Cuidando tu Boca .

Actualmente ejerce su profesión en Barcelona, en el sector privado. Ha participado en numerosos cursos formativos acreditados de actualización en cirugía periodontal y maxilofacial, odontología preventiva y odontología estética.

Autora del artículo “Guía para Higienistas: Uso de la Clorhexidina” publicado en Gaceta Dental en 2012 y coautora de “Técnicas de cepillado dental” publicado en 2015 en la misma revista.

En mayo ...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Zambon
© 2014 Espidident.es. Todos los derechos reservados     Aviso Legal  Política de privacidad  Condiciones de Uso Política de cookies