Iontoforesis
Autor:

Iontoforesis

 

En este artículo el Dr. Vidal hace una aproximación al concepto de la “Iontoforesis”.

 

Valoración

 

La palabra proviene de dos términos, ion, que alude a átomos con carga eléctrica, y foresis, transporte. También se la ha denominado electrolisis medicamentosa, iontoterapia, cataforesis, galvano ionización, etc.

Captura de pantalla 2017-11-30 a las 13.14.53.png

Es una técnica médica que emplea la electricidad como mecanismo motor para el desplazamiento de sustancias a través de la piel.

El uso de la electricidad es relativamente antiguo en la historia de la medicina. Los romanos ya empleaban anguilas eléctricas para aliviar determinados tipos de dolores. La iontoforesis emplea una corriente galvánica, continua y de baja intensidad, mediante la colocación de dos electrodos, uno de los cuales está impregnado de la sustancia terapéutica.

El medicamento pasa a través de la piel sin necesidad de punción, lo que se consigue gracias a que los medicamentos empleados son hidrofílicos y tienen la propiedad de ionizarse en presencia de una corriente eléctrica.

 

 Captura de pantalla 2017-11-30 a las 13.15.04.png

La ionización da lugar a una molécula cargada y a un ion suelto de carga contraria. Por afinidad, cada una de las partes ionizadas acude a uno de los polos eléctricos empleados, descargando la sustancia activa en el interior del cuerpo. Supone una enorme ventaja el hecho de no tener que puncionar al paciente: es una técnica incruenta.

Su eficacia se relaciona con la superficie de contacto. Cuanto mayor es el electrodo, mayor es la superficie sobre la que actúa, pero tiene el inconveniente de la profundidad a la que puede llegar: de 10 a 20 mm.

 Captura de pantalla 2017-11-30 a las 13.15.13.png

Por eso su utilidad se centra en procesos cutáneos o subcutáneos que sean accesibles a poca profundidad o en pacientes con aversión a las punciones.

Tiene como ventaja la escasa repercusión sistémica de los fármacos, su alta biodisponibilidad en el lugar de aplicación, eludiendo paso digestivo o hepático inicial y evita picos de administración al realizarse de forma progresiva.

Su uso tiene otra servidumbre, que es la necesidad de utilizar sustancias que sean fácilmente ionizables y cuyo tamaño sea relativamente pequeño, ya que moléculas complejas necesitarían una gran diferencia de potencial y mucho tiempo para conseguir su paso a través de la piel que, recordemos, es aislante. Además, para una buena adherencia precisa igualmente que las superficies de intercambio estén bien limpias y secas.

Otro mérito es que se trata de una acción relativamente rápida y duradera, con un escaso intervencionismo, lo que permite utilizarlo en personas delicadas, pacientes especiales, niños, etc.

Pero no todo van a ser provechos. Pese a todos los cuidados, puede dar lugar a quemaduras cutáneas por el paso de la corriente, especialmente en pieles sensibles, efecto más relacionado con un uso incorrecto (inadecuada adherencia o excesiva corriente), que con un problema de la técnica en sí misma.

Recientemente un equipo de odontólogos de Sao Paulo ha publicado un estudio sobre la posibilidad de emplear la iontoforesis como mecanismo de administración de anestésicos locales en el interior de la cavidad oral. Se evitaría así en parte la necesidad de administrar la anestesia utilizando agujas. Ello le otorga un valor muy interesante, aunque sea preciso emplear un dispositivo especial en el interior de la boca y mantenerlo durante el tiempo necesario para poder administrar la dosis eficaz.

Captura de pantalla 2017-11-30 a las 13.15.31.png

La iontoforesis es una técnica perfectamente testada de gran utilidad en el tratamiento del dolor, especialmente en patologías superficiales, como neuralgias, traumatismos, etc., y que puede llegar a alcanzar un papel en la odontología diaria.

Dr. Alfonso Vidal

Licenciado en Medicina y Cirugía, especialidad Anestesiología y Reanimación. Máster Acupuntura y Jefe Unidad del Dolor, Hospital SUR.

Licenciado en Medicina por la UCM y Especialista en Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor por la Universidad de La Laguna, Universidad donde se doctoró en Medicina. Ha trabajado como adjunto en Hospital Universitario de Alcalá de Henares, y desde hace años, Jefe del Servicio de Dolor del Hospital SUR de Alcorcón, ...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Zambon
© 2014 Espidident.es. Todos los derechos reservados     Aviso Legal  Política de privacidad  Condiciones de Uso Política de cookies