Actualización en traumatología dental. Parte I: Traumatismos que afectan al tejido duro
Autor:

Actualización en traumatología dental. Parte I: Traumatismos que afectan al tejido duro

Los traumatismos dentales son muy frecuentes en nuestra práctica diaria, y precisan un correcto diagnóstico y tratamiento para garantizar la supervivencia del diente y evitar complicaciones futuras. 

Valoración

 Los traumatismos dentales, son situaciones que se nos presentan en la clínica, en muchas ocasiones de forma no planificada y que suelen requerir una actuación inmediata para evitar futuras complicaciones. 

 Con este artículo, pretendemos hacer un repaso por los diferentes traumatismos dentales que existen, las pruebas que necesitamos realizar, el tratamiento necesario y las posibles complicaciones que puedan surgir.

Los traumatismos dentales, suelen darse con más frecuencia en edades jóvenes entre 7-15 años, y con una mayor prevalencia en el maxilar superior. El diagnóstico es importante para poder predecir tanto las complicaciones pulpares como periodontales, por lo que es importante que utilicemos técnicas estandarizadas y registremos toda la documentación necesaria, tanto de la historia clínica como radiografías y fotografías, que además nos serán útiles desde el punto de vista legal.

Debemos registrar siempre los siguientes datos(1):

- Examen clínico
o Movilidad

o Sonido y sensibilidad a la percusión o Respuesta a los test pulpares

o Color de la corona

o Tejidos adyacentes

- Examen radiográfico
o Rx periapicales

o Rx oclusales

o Rx laterales

o CBCT

- Examen fotográfico

A continuación, describiremos los 4 tipos de traumatismos que pueden afectar al tejido duro de un diente permanente, valorando los tratamientos a seguir según el diente tenga el ápice abierto o cerrado, ya que en determinados traumatismos, esto va a determinar el plan de actuación.

FRACTURA CORONAL NO COMPLICADA

  • -  Concepto: Traumatismo que afecta al esmalte o a esmalte y dentina, pero sin afectación pulpar.

  • -  Pruebas complementarias:

    1. Percusión: Negativa

    2. Vitalidad: Positiva

    3. Movilidad: Negativa

  • -  Tratamiento:

a. Si aporta el fragmento: hidratarlo y adherir mediante grabado ácido, adhesión

con resina y composite. La hidratación del fragmento en suero o leche mejoran la adhesión del mismo(2). 

b. Si no aporta el fragmento, debemos reconstruir el diente con composite.
- Complicaciones: En la mayoría de los casos, podemos esperar una necrosis pulpar(3).

FRACTURA CORONAL COMPLICADA

  • -  Concepto: Fractura coronal que afecta a esmalte y dentina, pero además incluye una exposición del tejido pulpar.

  • -  Pruebas complementarias:

    1. Percusión: Negativa. En caso de tener percusión positiva, debemos descartar

      luxación y/o fractura radicular.

    2. Vitalidad: Positiva y aumentada debido a la exposición del tejido pulpar.

    3. Movilidad: Negativa.

    4. Radiografía del diente para valorar el cierre apical y radiografía de labios y mejillas para descartar impactación del fragmento.

  • -  Tratamiento:

  • ÁPICE ABIERTO:

      1. Si la exposición pulpar es reciente y de pequeño tamaño, el tratamiento

        indicado será realizar un recubrimiento pulpar directo o una pulpotomía

        parcial.

      2. Si no es posible, debemos realizar una apicoformación con MTA o plantear

        una revascularización pulpar

      3. ÁPICE CERRADO:

      1. Si la exposición pulpar es reciente y de pequeño tamaño, el tratamiento

        indicado será realizar un recubrimiento pulpar directo o una pulpotomía

        parcial.

      2. Si no es posible, realizaremos el tratamiento de conductos.

  • -  Complicaciones: Las complicaciones más frecuentes serán el cambio de color de la corona, y la necrosis pulpar.

    FRACTURA CORONORADICULAR

- Concepto: Fractura de la zona coronal y radicular del diente, donde suele existir un compromiso pulpar. 

  • -  Pruebas complementarias:

    1. Percusión: En estos casos, no debemos realizar percusión del diente

      para no provocar un posible desplazamiento de los fragmentos.

    2. Movilidad: Aparece movilidad del fragmento coronal.

    3. Vitalidad: Puede ser tanto positiva como negativa. En muchas ocasiones, tendremos necrosis del fragmento coronal, pero el fragmento apical puede mantenerse vital.

    4. Radiografías: Es necesario realizar radiografías periapicales y en este caso se recomienda realizar un CBCT para valorar la extensión de la fractura y la restaurabilidad del diente.

  • -  Tratamiento: En primer lugar, debemos localizar la línea de fractura, para lo que es muy recomendable tener un CBCT. Una vez localizada, y como tratamiento de urgencia, debemos ferulizar los fragmentos, y si el diente tiene el ápice abierto y tenemos afectación pulpar, está indicado hacer una pulpotomía.

    Posteriormente, se realizará una remoción del fragmento coronal y podremos tener distintas opciones terapéuticas:

    • Tratamiento de conductos, gingivectomía con o sin osteotomía y reconstrucción con perno de fibra de vidrio.

    • Tratamiento de conductos y extrusión ortodóncica o quirúrgica para poder restaurar el diente.

    • Decoronación, dejando el fragmento radicular para evitar la reabsorción alveolar y poder colocar un implante en el futuro.

    • Extracción en caso que la restauración del diente no sea posible.

- Complicaciones: Las complicaciones más frecuentes suelen ser la reabsorción radicular

e incluso la pérdida del diente.

FRACTURA RADICULAR

  • -  Concepto: Se produce una fractura radicular, de componente horizontal u oblicua, variando el pronóstico según la localización de la línea de fractura, siendo mejor cuanto más hacia apical se encuentre la misma.

  • -  Pruebas complementarias:

1. Percusión: Es positiva y dolorosa. 

  1. Movilidad: Puede existir o no, dependiendo de la localización de la línea de

    fractura.

  2. Vitalidad: El fragmento apical suele quedarse vital mientras que se necrosa el fragmento coronal.

  3. Radiografías: Se recomienda realizar una radiografía oclusal, 2 proyecciones pericapicales y un CBCT. Es importante realizar las radiografías con posicionador para ver la línea de fractura siempre desde el mismo ángulo.

  • -  Tratamiento:

    1. Si se produce una avulsión del fragmento coronal, debemos tratarlo como una

      avulsión.

    2. Si existe una luxación del fragmento coronal, debemos lavar la herida con solución salina estéril, recolocar el fragmento coronal (confirmando su posición con una radiografía) y colocar una ferulización flexible durante 4 semanas. Esta ferulización puede aumentarse hasta 4 meses si la línea de fractura está muy coronal.

  • -  Complicaciones:

    1. Necrosis pulpar, por lo que debemos controlar la vitalidad, y si se produce una

      necrosis, realizar el tratamiento de conductos del fragmento coronal.

    2. Obliteración del conducto.

    3. Pérdida del diente en caso de fracturas múltiples.

     

    ¿Tenemos claro el protocolo a seguir ante un traumatismo? ¿Es posible predecir y reducir las complicaciones?

  •  

    BIBLIOGRAFIA

    1. Andreasen JO. Diagnosis of acute dental trauma: the importance of standardized documentation:a review. Dental Traumatology 2015; 31: 340–349
    2. Sharmin DD. Evaluation of the effect of storage medium on fragment reattachment. Dental Traumatology 2013;29:99-102  
3. Wang C. Analysis of pulp prognosis in 603 permanent teeth with uncomplicated fracture with or without luxation. Dental Traumatology 2014;30:333-337

 

MATERIAL ADICIONAL

  • Caso 1: Paciente de 7 años de edad con fractura no complicada de esmalte y dentina y ápice abierto. Se hizo adhesión del fragmento que venía conservado en leche, y en un control realizado a los 4 años, podemos observar cómo el hecho de haber conservado la vitalidad pulpar ha permitido el crecimiento radicular y el cierre apical

  • Caso 2: Paciente de 20 años de edad que presentaba una fractura coronoradicular en la pieza 21 y una luxación lateral en la pieza 11. Se hizo la recolocación del 11 y ferulización, y se hizo la endodoncia en la pieza 21, con reconstrucción con perno de fibra de vidrio y una corona de circonio. La pieza 11 desarrolló una necrosis pulpar como consecuencia de una luxación lateral y precisó tratamiento de conductos. 

 

 

 

 

 

 

Dra Paloma Montero

Licenciada en Odontología por la Universidad de Sevilla y Máster Universitario en Endodoncia Avanzada

Actualmente ejerce como Profesora del Máster de Endodoncia de la Universidad de Sevilla. Forma parte como miembro titular de la Asociación Española de Endodoncia y Miembro de la Sociedad Española de Láser y Fototerapia en Odontología.

Ha realizado varios cursos teórico-prácticos avanzados en endodoncia y en 2013 finaliza el Máster Universitario sobre su especialidad de Endodoncia Avanzada en la ...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Newsletter

Suscríbete con tu cuenta de e-mail si quieres recibir nuestra Newsletter mensual y estar al día de las novedades de la profesión.


E-mail incorrecto

Linkedin

Únete y debate en nuestro grupo de Linkedin, juntos para la salud Bucal.

 
 
Zambon
© 2014 Espidident.es. Todos los derechos reservados     Aviso Legal  Política de privacidad  Condiciones de Uso Política de cookies