Guía de utilización del CBCT en endodoncia. ¿Cuándo es imprescindible?
Autor:

Guía de utilización del CBCT en endodoncia. ¿Cuándo es imprescindible?

 

El CBCT es una herramienta cada día más indispensable en el campo de la endodoncia, sobre todo a la hora de abordar casos complejos, pero ¿está justificado su uso? 

Valoración

 La radiografía es un componente imprescindible en el campo de la endodoncia. La radiografía periapical convencional es la más utilizada por todos los endodoncistas, tanto para tener un conocimiento previo de la anatomía, como para la comprobación radiográfica de la longitud de trabajo, como para verificar un correcto sellado de los conductos, e incluso posibles errores que debamos corregir (1). Sin embargo, debido a su naturaleza bidimensional, y por la superposición y distorsión que se produce en algunos casos, tienen limitaciones. Sin embargo, el Cone Beam Computed Tomography o Tomografía computerizada por haz cónico (CBCT), nos aporta toda la información tridimensional que necesitamos del sistema de conductos y del tejido perirradicular, permitiéndonos un diagnóstico, tratamiento y controles con más precisión. 

Parámetros 

Es importante que el endodoncista tenga claro cuándo el CBCT supone un beneficio real para el tratamiento del paciente, para no producir una sobreexposición. La European Society of Endodontics (ESE) recomienda que la dosis de radiación debe seguir el principio ALARA (“As Low As Reasonably Archievable”), es decir, tan bajo como sea posible.

Respecto a los parámetros a los que debemos utilizar en endodoncia, debemos utilizar unas condiciones óptimas para tener la menos exposición posible. En este sentido, debemos tener en cuenta, en primer lugar el campo de visión (“Field of View”), que es la superficie que vamos a estudiar. Habitualmente, en cirugía maxilofacial, se suele utilizar un FOV de mayor tamaño, entre 15-25 cm, ya que necesitan visualizar estructuras de gran tamaño, sin embargo, en endodoncia, con campos de 5x5 cm es suficiente. De esta forma, tendremos una mayor resolución y reduciremos la exposición al paciente. Por otro lado, debemos utilizar un tamaño de vóxel pequeño, de 100 micras o menos, lo que nos dará una mejor definición de la imagen. 

De esta forma, se reduce la dosis efectiva al paciente y las imágenes reconstruidas producidas tienen típicamente una mayor resolución espacial (2). Siempre que sea posible, el mA y los tiempos de exposición también deben reducirse.  

Limitaciones

Respecto a los posibles artefactos que suelen producirse, tendremos más complicaciones en el caso de imágenes radiopacas. De esta forma, siempre que existan coronas metálicas, pernos metálicos, e incluso instrumentos separados intraconducto, esto nos dificultará la visión de la anatomía. 

Respecto al diagnóstico de fracturas radiculares, no existe una evidencia de que sean útiles respecto a la detección de la fisura en sí, pero sí podemos obtener información respecto al defecto óseo que éstas suelen producir. En el artículo de Patel, no encontraron diferencias estadísticamente significativas a la hora de detectar fracturas radiculares entre la radiografía periapical y el CBCT, ya que la gutapercha nos produce falsos positivos (3). 

Criterios para el uso de CBCT en endodoncia 

La Asociación Americana de Endodoncia, y la Sociedad Europea de Endodoncia, han creado unas guías de uso para consensuar el uso del CBCT en endodoncia: 

1. Diagnóstico de signos radiográficos de patología periapical cuando existen signos y / o síntomas contradictorios (no específicos). Son varios los artículos que apoyan el uso de la CBCT para valorar lesiones periapicales, ya que en muchas ocasiones, éstas no son visibles en una radiografía periapical convencional al no existir una perforación de la cortical ósea (4).  Además, nos permite tomar mediciones de las lesiones periapicales, algo muy útil a la hora de controlar la curación en las revisiones del caso. 

2. Evaluación y / o manejo de traumatismo dentoalveolar complejo, como lesiones de luxación severa, sospecha de fractura del complejo alveolar superpuesto y fracturas de raíz horizontal, que pueden no ser fácilmente evaluadas con radiografías convencionales. Por un lado, nos encontramos la limitación de que si no usamos una angulación correcta a la hora de realizar la radiografía, la fractura, en algunos casos no es visible, por lo que recomendamos utilizar siempre posicionadores. Por otro lado, no seremos capaces de saber la dirección de la fractura en sentido vestíbulopalatino. 

3. Apreciación de sistemas de conductos radiculares extremadamente complejos antes del manejo endodóntico (dens in dente, radix entomolaris...). En este caso de anatomía dens in dente, vemos como la radiografía periapical no nos aporta ningún tipo de información sobre la anatomía del diente, y el CBCT nos va ayuda tanto en la planificación de una correcta apertura, como en el manejo de los conductos. 

4. Evaluación de las complicaciones del tratamiento endodóntico (por ejemplo, perforaciones, fusiones dentarias, grandes curvaturas...) con fines de planificación de tratamiento cuando las radiografías convencionales existentes han proporcionado información insuficiente. Su uso está también justificado de forma intraoperatoria, cuando tenemos casos complejos (calcificaciones, falsas vías...) de forma que vayamos controlando el tratamiento que vamos realizando y evitar más complicaciones. 

5. Evaluación y / o manejo de la reabsorción radicular, que clínicamente parece ser potencialmente susceptible de tratamiento. Por un lado, debemos poder clasificar qué tipo de reabsorción tenemos ante nosotros, si es una reabsorción radicular interna, externa, cervical invasiva, perforante...Además, debemos valorar si el caso es o no restaurable, valorando la presencia ósea, el grado de destrucción dentaria. 

6. Evaluación prequirúrgica previa a la cirugía perirradicular compleja (por ejemplo dientes posteriores, para valorar estructuras anatómicas vecinas como el seno maxilar, el nervio dentario inferior, el foramen mentoniano...).

 

¿Utilizas el CBCT como prueba diagnóstica? ¿Lo utilizas de forma rutinaria o esporádica? ¿En qué casos lo consideras imprescindible? 

 

Bibliografía

 

  1. Scarfe WC, Levin MD, Gane D, Farman AG. Use of cone beam computed tomography in endodontics. International Journal of Dentistry 2009; ID 634567

  2. Pauwels R, Beinsbergera J, Collaert B et al. Effective dose range for dental cone beam computed tomography scanners. European Journal of Radiology 2012;81(2):267-271

  3. Patel S, Wilson R, Dawood A, Mannocci F. The detection of periapical pathosis using periapical radiography and CBCT – Part 1: Preoperative status. International Endodonctic Journal 2012;45(8):702-710

  4. Patel S, Brady E, Wilson R, Brown J, Mannocci F. The detection of vertical root fractures in root filled teeth with periapical radiographs and CBCT scans. International Endodontic Journal 2013;46(12):1140-1152 

 

 

 

Dra Paloma Montero

Licenciada en Odontología por la Universidad de Sevilla y Máster Universitario en Endodoncia Avanzada

Actualmente ejerce como Profesora del Máster de Endodoncia de la Universidad de Sevilla. Forma parte como miembro titular de la Asociación Española de Endodoncia y Miembro de la Sociedad Española de Láser y Fototerapia en Odontología.

Ha realizado varios cursos teórico-prácticos avanzados en endodoncia y en 2013 finaliza el Máster Universitario sobre su especialidad de Endodoncia Avanzada en la ...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Newsletter

Suscríbete con tu cuenta de e-mail si quieres recibir nuestra Newsletter mensual y estar al día de las novedades de la profesión.


E-mail incorrecto

Linkedin

Únete y debate en nuestro grupo de Linkedin, juntos para la salud Bucal.

 
 
Zambon
© 2014 Espidident.es. Todos los derechos reservados     Aviso Legal  Política de privacidad  Condiciones de Uso Política de cookies