¿Cómo y cuando colocar implantes en pacientes en tratamiento periodontal?
Autor:

¿Cómo y cuando colocar implantes en pacientes en tratamiento periodontal?

Prevenir la aparición de la periimplantitis debe ser una máxima a la hora de colocar implantes, por eso hay que valorar los factores de riesgo y el principal está relacionado con la enfermedad periodontal.

Valoración

En la actualidad un alto porcentaje de la población padece enfermedad periodontal (alrededor del 30% de la población española mayor de 35 años). Esta enfermedad se caracteriza por la destrucción de los tejidos de soporte de las piezas dentales, que, en última instancia y si no se trata de forma adecuada, conduce a la pérdida de dichas piezas.

Aún así, a menudo se da el caso de que cuando el paciente acude a consulta para tratar sus problemas periodontales, ya se ha producido, en mayor o menor medida, una pérdida ósea.

El tratamiento periodontal causal (el primero que se aplica) está encaminado a detener el avance de  la citada enfermedad, y una vez que la misma esté controlada, el paciente puede someterse a tratamientos para regenerar el tejido de soporte perdido, tanto tejido duro (hueso) mediante injertos de hueso autólogo del propio paciente o injertos de biomaterial de origen animal (bovino o equino) como tejido blando mediante injertos de tejido conectivo del propio paciente.

Desafortunadamente se dan muchos casos en los que la enfermedad periodontal ha avanzado demasiado y ha conducido a la pérdida de piezas dentales. La función de estas piezas podrá ser sustituida mediante implantes, pero hay que seguir unas medidas para prevenir en lo posible la aparición de la enfermedad periimplantaria que consiste en la pérdida de los tejidos de soporte del implante.

Lo primero que debemos hacer si queremos colocar un implante en un paciente con enfermedad periodontal es asegurarnos de que dicha enfermedad no esté activa; esto implica diferir la colocación de los implantes hasta que la enfermedad periodontal no sólo haya sido tratada sino también reevaluada después del tratamiento y que en esta reevaluación hayamos comprobado su detención.

Si colocamos un implante en un paciente con enfermedad periodontal activa, lo más probable es que desarrolle una enfermedad periimplantaria que pueda conducir a la pérdida del hueso de soporte del implante y por lo tanto a la pérdida del propio implante.

Por lo tanto, colocar un implante en un paciente con enfermedad periodontal activa debe ser considerado una contraindicación absoluta.

Sin embargo el caso es distinto cuando la citada enfermedad ha podido ser controlada. En este caso, el hecho de haber padecido enfermedad periodontal previa se considera un factor de riesgo para un futuro padecimiento de enfermedad periimplantaria (periimplantitis); en este caso se acortará el tiempo entre las visitas de mantenimiento en clínica (3 meses) y en cada una de estas visitas se insistirá en las enseñanzas de higiene oral, incidiendo en la importancia del uso de todos los dispositivos de higiene oral que estén a nuestro alcance (irrigadores bucales, cepillo dental, cepillos interproximales, colutorios, seda dental etc.…)

Teniendo en cuenta que la enfermedad periodontal cursa con destrucción de tejido óseo, es muy probable que para la colocación de implantes en localizaciones que han albergado dientes que se han perdido por enfermedad periodontal , se tenga  que recurrir a alguna técnica de injerto para aumentar la disponibilidad de tejido óseo.

También se ha demostrado que los implantes colocados en localizaciones que han requerido procesos de regeneración ósea tienden a perder más tejido óseo alrededor de los mismos que aquellos que no lo han requerido, haciéndolos más susceptibles de padecer enfermedad periimplantaria. Por lo tanto es otro factor de riesgo que se suma al hecho de haber padecido enfermedad periodontal.

Esta circunstancia hay que explicársela muy bien a los pacientes para que tomen consciencia de su problema y de la importancia que tiene el  acudir regularmente a las citas de mantenimiento y seguir a diario las pautas de higiene señaladas para el mantenimiento de los implantes.

Dado que el hecho de colocar implantes en pacientes con antecedentes de enfermedad periodontal es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedad periimplantaria, tendremos que controlar otros factores de riesgo para la misma, como pueden ser las alteraciones inmunológicas, vigilar la condición endodóntica de dientes adyacentes, mantener un bajo  índice de placa, el buen control de los niveles de glucosa en sangre en pacientes diabéticos, eliminar el tabaquismo, controlar los hábitos parafuncionales y elegir el tipo de carga más adecuado para los implantes.

En definitiva, el hecho de haber padecido enfermedad periodontal aunque ésta esté controlada es un factor  de riesgo para padecer enfermedad periimplantaria; Esto no impide la colocación de los implantes, pero sí hará que se extremen las precauciones en lo referente al control de otros factores de riesgo, al mantenimiento profesional y a la higiene oral por parte del paciente.

¿Se deben colocar implantes a este tipo de pacientes tras una sola reevaluación positiva?

Bibliografía 

  1. Manzano G, Montero J, Martín-Vallejo J, Del Fabbro M, Bravo M, Testori T. Risk Factors in Early Implant Failure: A Meta-Analysis. Implant Dent. 2016 Apr;25:272-80
  2. Corcuera-Flores JR, Alonso-Domínguez AM, Serrera-Figallo MA, Torres-Lagares D, Castellanos-Cosano L, Machuca-Portillo G (2016) Relationship between osteoporosis and marginal bone loss in osseointegrated implants: a 2-year retrospective study. J Periodontol 87:14–20
  3. Wilson V. An insight into peri-implantitis: a systematic literature review. Prim Dent J 2013;2 2:69-73.
  4. Casado PL, Pereira MC, Duarte ME, Granjeiro JM. History of chronic periodontitis is a high risk indicator for peri-implant disease. Braz Dent J 2013;24 2:136-141.
  5. Encuesta de Salud Oral en España 2015 - Revista RCOE Junio 2016 Vol. 21 Suplemento 1.
  6. Quirynen M, Vogels R, Alsaadi G, Naert I, Jacobs R, van Steenberghe D. Predisposing conditions for retrograde peri-implantitis, and treatment suggestions. Clin Oral Implants Res 2005 ;16 5:599-608.
Dr. Corcuera

Doctor en Odontología, Máster Odontología integrada y Experto Universitario Tratamiento Periodontal e Implantológico

El Dr. Corcuera es especialista en Odontología Estética, Implantología Quirúrgica, Perioformación y ha realizado un postgrado de Experto en Periodoncia e Implantología.

Profesor Asociado Interino de la asignatura “Clínica Odontológica Integrada de Pacientes Especiales” y del “Máster en Odontología Integrada en Adultos, Pacientes Especiales y Odontología Hospitalaria” en la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla y externo en el Máster ...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Newsletter

Suscríbete con tu cuenta de e-mail si quieres recibir nuestra Newsletter mensual y estar al día de las novedades de la profesión.


E-mail incorrecto

Linkedin

Únete y debate en nuestro grupo de Linkedin, juntos para la salud Bucal.

 
 
Zambon
© 2014 Espidident.es. Todos los derechos reservados     Aviso Legal  Política de privacidad  Condiciones de Uso Política de cookies