Ergonomía postural: ¡el riesgo laboral más sufrido por el higienista!

02 Mar Ergonomía postural: ¡el riesgo laboral más sufrido por el higienista!

 

Hay dos padecimientos clásicos en el mudo odontológico: problemas circulatorios en las extremidades inferiores (varices, etc.) y problemas dolorosos y de pequeñas deformidades fundamentalmente en las extremidades superiores y en la columna vertebral, riesgos peligrosos e inevitables para el higienista pero si eludibles.

La expresión enfermedad profesional se refiere a las alteraciones o lesiones corporales que puede sufrir el profesional como consecuencia del desempeño de su profesión y en el ámbito de su trabajo. Dentro de las enfermedades ocupacionales del higienista, las de mayor incidencia son los desórdenes músculo-esqueléticos. Se ha comprobado que inadecuadas posturas de trabajo del higienista, pueden dar lugar a afecciones o trastornos músculos esqueléticos y vasculares.

La Organización Internacional de Estandarización (ISO), define a la ergonomía como una adaptación de las condiciones de trabajo y de vida a las características anatómicas, fisiológicas y psicológicas del hombre en relación a su entorno físico, sociológico y tecnológico.

Las Posturas son las actitudes o modos de disponer tronco, cabeza y extremidades, para las diferentes actividades, son muy importantes para la estática y la dinámica de todo el conjunto corporal. En el mundo ergonómico importa la postura tanto desde el punto de vista general como desde el punto de vista de la posición relativa de cada parte del cuerpo con relación a otras partes, más o menos próximas, y el resto del organismo.

El tema no debe centrarse únicamente en el ámbito de la actividad profesional. La vida común en sus múltiples manifestaciones también debe ser objeto de observación ya que existen múltiples posturas y hábitos no deseables que conviene corregir. Una postura forzada durante un corto periodo seguramente no producirá ningún trastorno  pero una postura no correcta, estereotipada, repetida un sinnúmero de veces  o mantenida durante meses y años, producirá una deformidad, dolores crónicos, etc.

La columna vertebral y sus curvaturas

La columna vertebral es un sólido eje de sustentación de todo el cuerpo. Está formado por la superposición de 33-34 vértebras distribuidas en 7 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, 5 sacras y el resto coxígeas. Presenta tres curvaturas normales en el sentido antero-posterior llamadas lordosis (convexidad hacia delante) y cifosis (convexidad hacia atrás). En condiciones normales existen una cifosis dorsal y dos lordosis, una cervical y otra lumbar. La alteración o exageración anormal de alguna de ellas puede dar problemas. En concreto, las zonas más frecuentemente afectadas son la zona cervical y la zona lumbo-sacra. Las desviaciones laterales de la columna vertebral deben considerarse siempre anormales y reciben el nombre de escoliosis.

En condiciones anormales, la cifosis dorsal puede estar exagerada. Suele ser fruto de malas posiciones perpetuadas en el tiempo, tales como inclinarse excesivamente sobre la superficie de la mesa, cuando se estudia o trabaja, inclinando mucho la cabeza hacia adelante; sentarse en posición no erecta, etc. Bajo estas condiciones, la parte más anterior de los cuerpos de las vértebras así “comprimidos” va aplanándose de forma que el trastorno se va acentuando y el problema se hace irreversible. Ello condiciona la aparición de un defecto que puede llegar a hacerse visible y que suele acompañarse de dolores y de molestias, ya que algunos nervios pueden verse comprometidos por esta situación.

La propia actividad odontológica es sedentaria, incluso tiende a limitar los movimientos en beneficio de la eficacia y del rendimiento. Se debe tener consciencia de ello para, en la medida de lo posible, contrarrestarlo. Cualquier programa o sistema de prevención de enfermedades de la más variada naturaleza incluye ejercicio físico aunque sea moderado. Por ello, el profesional de la higiene bucodental debe ser dueño de su tiempo libre y reservar una parcela para actividades que contrarresten el sedentarismo mediante la práctica de actividades deportivas, gimnasia de mantenimiento, senderismo, natación, etc. 

Bibliografía

  1. Correlación entre nivel de conocimientos sobre posturas odontológicas ergonómicas, posturas de trabajo y dolor postural según zonas de respuesta, durante las prácticas clínicas de estudiantes en una Facultad de Estomatología. Bendezú NV, Valencia E, Aguilar LA, Vélez C. Rev Estomatol Herediana 2006; 16(1): 26 – 32.
  2. UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID. FACULTAD DE ODONTOLOGÍA (ÁREA DE CONOCIMIENTO DE ESTOMATOLOGÍA). ERGONOMÍA Y ODONTOLOGÍA. Autor: JOSÉ Mª VEGA DEL BARRIO (Profesor titular). Con la colaboración de: Juan José Hidalgo Arroquia (Profesor titular) y Pedro Carrillo Carmena (Profesor asociado). Madrid, abril de 2010.
Téc. Paloma Camacho
Téc. Paloma Camacho

Técnico Superior y Experto en Higiene Bucodental por la Universidad de Sevilla y autora de “El Blog del Higienista Dental” . Actualmente ejerce su profesión como higienista bucodental en el sector clínico privado. Autora de “El Blog del Higienista Dental” lo crea en 2012 con la intención de orientar a compañeros profesionales de la higiene bucal. Además de ser colaboradora y autora de varios artículos en la web de PHB, en 2014 se especializa con un Curso Experto para Higienistas Dentales en su 12ª Edición en la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla. Ha realizado varios cursos de actualización de casi todos los campos en odontología, desde blanqueamientos y técnicas de higiene hasta especializaciones como la ortodoncia e implantología contando, además, con la Titulación de Operador de Instalación en Radiodiagnóstico Dental/Podológico.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.