En bocas sanas entran brackets: la ortodoncia y sus cuidados

11 Jul En bocas sanas entran brackets: la ortodoncia y sus cuidados

 

En el artículo de hoy repasaremos los tipos de ortodoncia que existen y los cuidados que debemos indicar al paciente para lograr el éxito del tratamiento.

Una de las competencias profesionales del Higienista Bucodental es la de educar al paciente en cuanto a hábitos de higiene oral. Ésta no siempre es tarea fácil, puesto que hay que conocer al paciente, sus hábitos y costumbres y sobretodo lograr su participación en cuanto a técnicas y tiempos de cepillado. ¿Pero qué pasa cuando el paciente es portador de ortodoncia?

A día de hoy, la ortodoncia se ha convertido en el tratamiento de elección para tratar problemas estéticos de mal posición dentaria, ya que, la imagen juega un papel muy importante en la mayoría de la vida de las personas.

Existen muchos tipos de ortodoncia y los cuidados varían según la edad, los requerimientos del paciente y la valoración del especialista.

Si clasificáramos la ortodoncia de acuerdo a los objetivos a cumplir podríamos dividirla en tres categorías:

  • Preventiva: actúa evitando la maloclusión.
  • Interceptiva: actúa impidiendo el empeoramiento de la anomalía en un maxilar en desarrollo.
  • Correctiva: actúa sobre una maloclusión establecida para devolver normalidad y funcionalidad.

Tipos de ortodoncia

Ortodoncia removible

Como su nombre lo indica, se trata de aparatos que se pueden quitar y poner en la boca por parte del paciente.

Se pueden clasificar en activos y pasivos. Los primeros cuentan con tornillos, resortes arcos etc., para aplicar fuerzas y los segundos son utilizados para corregir ciertos hábitos.

Ortodoncia funcional

Se trata de un tipo de ortodoncia que utiliza la fuerza de la musculatura para realizar movimientos. Pueden ser fijos o removibles.

Ortodoncia1

Aparato de ortodoncia removible con parte activa

Ortodoncia fija

Es un tipo de ortodoncia por la cual se corrigen las mal posiciones dentarias con elementos fijos cementados en los dientes. Cada uno de dichos elementos cumple una función:

Bandas y tubos: van colocados en los molares. En ellos se introduce el arco.

Brackets: elementos de distintos materiales que se adhieren directamente al diente mediante un cemento. Permiten controlar los movimientos dentarios en tres dimensiones.

Arcos: representan al elemento activo de la ortodoncia fija trasmitiendo fuerzas a los brackets que permiten los movimientos dentarios.

Ligaduras: unen el arco a los brackets.

Elásticos intermaxilares: ejercen tensión en las partes que el ortodoncista lo indique. Se colocan y retiran por el paciente.

Muelles: pueden expandir o comprimir espacios. Se introducen en el arco para que cumplan su función.

Ortodoncia invisible

Se trata de un tipo de ortodoncia con férulas prácticamente invisibles diseñado para que el paciente pueda quitárselas y colocárselas en cualquier momento.

Son férulas diseñadas a medida y según las necesidades del paciente. La durabilidad del tratamiento depende de la malposición dentaria.

Normalmente los candidatos a este tipo de ortodoncia son adolescentes y adultos.

Ortodoncia lingual

Es una forma de tratamiento ortodóncico con casi los mismos elementos que una ortodoncia fija convencional, sólo que los brackets se colocan por la cara lingual de los dientes para lograr estética en cuanto a la localización de los brackets.

¿Qué cuidados debemos enseñar al paciente portador de ortodoncia?

La higiene en ortodoncia es casi tan importante como el mismo tratamiento y de nosotros depende hacer un seguimiento de la misma.

Cuando estamos ante un caso de ortodoncia removible, normalmente se trata de un paciente pediátrico, lo cual indica poco grado de responsabilidad por parte del paciente en cuanto al tratamiento.

Las indicaciones de higiene y cuidado debemos enseñarlas en su mayoría a los padres o responsables del menor, sin dejar de hacer partícipe de la charla al niño.

La higiene oral de un paciente portador de aparatos removibles no se verá modificada por el tratamiento, es decir, no habrá aditamentos que impidan acceder a ciertas áreas de la boca ni produzcan inflamación gingival. En estos casos hay que indicar al paciente y a sus padres los cuidados necesarios para con el aparato ortodoncico.

Hay que lograr que el niño se responsabilice de guardar el aparato en su caja correspondiente una vez limpio y seco, ya que, son muchos los casos de extravíos que interrumpen el tratamiento.

En cuanto a los cuidados higiénicos del aparato removible y/o férulas de ortodoncia invisible recomendaremos al paciente:

Después de cada uso lavar el aparato con un cepillo específico. Normalmente se venden en farmacias y son usados también por portadores de prótesis removibles. Las cerdas son más duras que las de un cepillo de dientes y consta de dos partes para poder limpiar bien todas las zonas del aparato.

Ortodoncia2

Cepillo para prótesis y/o aparatos de ortodoncia con dos partes de limpieza.

Es fundamental advertir al paciente no usar agua caliente para la limpieza, ya que podría causar modificaciones en la resina acrílica con la que se confecciona este tipo de aparatos influyendo negativamente en la evolución del tratamiento.

Recomendar una desinfección periódica del aparato, ya sea, utilizando las pastillas efervescentes limpiadoras o preparados específicos para ortodoncia de venta en farmacias. Indicar que la abrasividad de algunos dentífricos podría dañar el aparato, por lo que no son aconsejables para la limpieza del mismo.

En cuanto a la higiene oral del paciente, indicar el uso de pastas de dientes con la cantidad aconsejada de flúor según la edad para prevenir la formación de caries y en la medida de lo posible evitar alimentos “pegajosos” o muy azucarados.

La limpieza lingual y de las mucosas y paladar también son importantes, por lo que hay que aconsejar al paciente este procedimiento.

Para los pacientes con ortodoncia fija con brackets las instrucciones de higiene oral (IHO) serán las siguientes:

Extremar la limpieza  después de cada comida, ya que los aditamentos de ésta, favorecen la retención de restos alimenticios provocando inflamación gingival. Para ello podemos recetar:

Cepillos interdentales: según el espacio a limpiar se puede usar un grosor u otro. Son muy útiles para remover la placa dental que se acumula alrededor del bracket y entre los arcos.

Cepillos de dientes específicos: varían en el modelo según la casa que lo fabrica. Normalmente para ortodoncia cuentan con un hueco en las cerdas del medio para dejar lugar a la cabida de los brackets y facilitar la limpieza. También existen cepillos monopenachos para acceder a zonas difíciles.

Irrigador bucal: sirve para remover, con la presión del agua, los restos alimenticios de mayor tamaño pero no puede sustituir la eliminación de placa que logra el cepillo.

Recomendar pasta de dientes y colutorios específicos con flúor para favorecer la remineralización del esmalte, ya que, la desmineralización del mismo asociada al tratamiento ortodoncico ha demostrado ser extremadamente rápida.

Durante el tratamiento será necesario practicar detartrajes para prevenir problemas gingivales asociados a la acumulación de placa y sarro.

La clorhexidina ha demostrado ser muy eficaz en cuanto al control químico de la placa, por lo que los colutorios de CHX al 0,12% serían el mejor método complementario de higiene para pacientes con poco o deficiente control mecánico de la misma.

Los reveladores de placa son muy útiles para comenzar con las IHO. Se puede utilizar en un principio en la consulta para que luego lo realice el paciente y pueda apreciar cuales son las zonas de más retención de placa.

Con respecto a los cuidados en la dieta debemos aconsejar al paciente:

  • Evitar alimentos duros y/o pegajosos. Los chicles están desaconsejados.
  • Evitar morder objetos (por ej.: lápices) y las uñas.
  • Para evitar la coloración de los brackets estéticos, aconsejaremos una dieta “blanca”, es decir, regular el consumo de bebidas y alimentos oscuros.

Para un correcto seguimiento del higienista en colaboración con el ortodoncista es aconsejable dejar constancia en la ficha las explicaciones dadas al paciente en cuanto a IHO para hacer un seguimiento mensual y comprobar cuales de ellas funcionan.

Es importante destacar que no debemos modificar los hábitos del paciente sino implementar métodos que se adapten a ellos.

Para dar IHO a mis pacientes suelo comenzar con estas preguntas, ¿Tú haces las mismas o formulas alguna diferente?

ortodoncia3

 

Bibliografía

  1. Atlas de ortodoncia. Principios y aplicaciones clínicas. Ed. Médica Panamericana.1995. A. D. Viazis.
  2. Técnicas de ayuda odontológica y estomatológica. Thompson Paraninfo. 2007. A.P.Cardenas, F.S. Aguilera.

 

 

Etiquetas
Téc. Marisol Bardaré

Técnico Superior en Higiene Bucodental. Creadora del blog “Cuidando tu Boca” . Actualmente ejerce su profesión en Barcelona, en el sector privado. Ha participado en numerosos cursos formativos acreditados de actualización en cirugía periodontal y maxilofacial, odontología preventiva y odontología estética. Autora del artículo “Guía para Higienistas: Uso de la Clorhexidina” publicado en Gaceta Dental en 2012 y coautora de “Técnicas de cepillado dental” publicado en 2015 en la misma revista. En mayo de 2010 crea el Blog Cuidando tu boca con contenido orientado a pacientes de todas las edades.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.