Diabetes y Enfermedad Periodontal: ¡íntimas amigas de relaciones peligrosas!

27 Ago Diabetes y Enfermedad Periodontal: ¡íntimas amigas de relaciones peligrosas!

 

La asociación entre estas dos enfermedades es bidireccional, es decir, que no solo la diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, sino que las enfermedades periodontales pueden afectar a la diabetes, perjudicando el control de la glucemia.

Los mecanismos que explican esta relación bidireccional entre la diabetes y las enfermedades periodontales son complejos. La activación del sistema inmune participa activamente en la patogénesis de la DM y sus complicaciones, y también en la patogénesis de las EP. Esta activación está principalmente relacionada con la vía de las citoquinas, que también juegan un papel central en la respuesta del huésped frente al biofilm bacteriano periodontal.

La diabetes mellitus (DM) incluye un grupo de enfermedades metabólicas, con alteración preferente en el metabolismo de los hidratos de carbono, en que la glucosa está infrautilizada y sobreproducida, lo que conduce a hiperglucemia (aumento de la glucosa en sangre).

En la diabetes tipo 1 (10% de los casos de DM) existe una destrucción de las células pancreáticas que desemboca en diabetes insulinodependiente, mientras que en la diabetes tipo 2 (90% de los casos) inicialmente predomina la resistencia a la insulina propia, pero su historia natural puede acabar en fracaso pancreático completo y, por tanto, en insulinodependencia.

Entre los factores de riesgo para padecer diabetes podemos destacar:

  • Obesidad e inactividad física.
  • Hipertensión.
  • Antecedentes de diabetes.
  • Niveles elevados de colesterol y triglicéridos.

Además de tener en cuenta otros factores como:

  • Riesgo genético.
  • Historia de enfermedad vascular o poliquistosis ovárica.
  • Edad a partir de los 45 años.

Nuestro  papel como sanitarios bucodentales está estrechamente relacionado con estas dos enfermedades y su desarrollo. ¿Sabías que la diabetes y prediabetes no diagnosticadas pueden ser identificadas en el gabinete odontológico por medio de parámetros periodontales?

Pero para ello recuerda que la Periodontitis es la enfermedad periodontal en la que se produce pérdida de tejido de soporte y migración de la inserción epitelial hacia el ápice del diente. Y además ten presente los efectos de la diabetes sobre la enfermedad periodontal:

  • Microflora oral, que podría estar aumentada por la inmunodepresión que existe en el paciente diabético.
  • Cambios vasculares, que se producen en procesos hiperglucémicos crónicos, con disminución del volumen vascular, llevando a hipoxia crónica de los tejidos a diferencia de pacientes no portadores de diabetes.
  • Respuesta diferenciada del huésped, secundaria a engrosamiento de la membrana basal, lo que disminuiría la migración leucocitaria, lo que se encontraría apoyada por la hiperlipemia que presentan los diabéticos.
  • Aumento de citoquinas inflamatorias.
  • Disminución de anticuerpos.
  • Reducción del metabolismo del colágeno, por reducción de su síntesis, disminución de producción de matriz ósea, mayor actividad colagenolítica en la encía y degradación del colágeno nuevo.

Puesto que no es de nuestra total competencia tratar la diabetes, nos haremos cargo de la enfermedad periodontal, aunque sin olvidar que al ser la relación entre ambas tan íntima, si disminuimos la enfermedad periodontal también habrá una mejora de la diabetes (en diversos estudios se ha demostrado que el tratamiento periodontal (limpieza de cálculo, alisado e higiene oral con o sin antibióticos) se asoció con una reducción significativa de los niveles de HbA1c siendo el impacto en el control directamente proporcional a la mejoría obtenida tras el tratamiento).

El tratamiento de la periodontitis tiene como objetivos detener la progresión de la enfermedad y estabilizar la inserción periodontal. El primer paso del tratamiento es el control de la infección, que se realiza con:

  1. Información al paciente.
  2. Fase de control sistémico (aquí entraría, entre otros, el control de la diabetes, el control del tabaquismo, etc).
  3. Control de infecciones orales (mediante la eliminación de caries, realización de las endodoncias necesarias, etc).
  4. Instrucciones de higiene oral. Papel importantísimo del Equipo de Higienistas.
  5. Eliminación de factores retentivos (obsturaciones desbordantes, prótesis fijas mal ajustadas, anomalías dentarias, etc).
  6. Estabilización oclusal (consiste en procurar que el plano oclusal que forman las superficies oclusales sea armónico y sin desniveles).
  7. Profilaxis supragingival (con ultrasonidos).
  8. Raspado y alisado radicular (manual o con ultrasonidos).
  9. Tratmiento coadyuvante con antisépticos (clorhexidina).
  10. Tratamiento coadyuvante con antibióticos (indicado tras el RAR y en pacientes con patología muy agresiva o refractaria).
  11. Cirugía de eliminación de bolsas.

El segundo paso es la fase de restauración, y se realiza mediante:

  • Cirugía plástica periodontal.
  • Regeneración tisular.
  • Ortodoncia.
  • Implantología.
  • Prostodoncia.

Y el tercer y último paso del tratamiento es el de mantenimiento, que se realiza mediante el control de los factores de riesgo:

  1. Evaluar anualmente si el paciente cumple las recomendaciones diarias de cuidado bucal y si atiende las revisiones profesionales necesarias.
  2. Valorar anualmente los síntomas de problemas en las encías (incluido sangrado al cepillarse o encías enrojecidas o hinchadas).
  3. Si el paciente no realiza los cuidados diarios adecuados, hay que recordarles que éstos forman parte del control de la diabetes y recordar la importancia de las revisiones periódicas con el odontólogo.
  4. La educación de las personas con diabetes debe incluir las implicaciones de la diabetes, especialmente si está mal controlada, en la salud bucal, especialmente en la salud periodontal.

Otros problemas bucales que puede presentar un diabético, con mucha menor frecuencia y relevancia, son:

  • Infecciones oportunistas, como candidiasis oral, mucormicosis o ficomicosis.
  • Boca seca o xerostomía, asociada más a los tratamientos farmacológicos.
  • Síndrome de ardor bucal.
  • Agrandamiento de las glándulas salivares.
  • Liquen plano, aunque está discutido.
  • Infecciones post-exodoncia.
  • Alteraciones en la percepción del gusto.

Por último aconsejar al paciente diabético que los cambios en el estilo de vida pueden prevenir o retardar la aparición de la diabetes tipo 2 en adultos que están considerados como de riesgo, lo cual se consigue alcanzando un peso adecuado, una actividad física cotidiana y sin olvidarse de los cuidados diarios de la boca ya que prevenir la enfermedad periodontal también previene la diabetes.

 

¿Sabías antes de leer el artículo que la diabetes y prediabetes no diagnosticadas pueden ser identificadas en el gabinete odontológico por medio de parámetros periodontales? ¿Nos cuentas tu experiencia? 

 

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Conocimientos generales sobre diabetes: acerca de su prevención y manejo. Arturo Zárate, Marcelino Hernández Valencia. Acta Médica Grupo Ángeles. Volumen 5, No. 2, abril-junio 2007.
  2. Diabetes y salud oral. Francisco Cardona Tortajada. Articulo de Revisión.
  3. Identificación en el gabinete dental de la diabetes y prediabetes no diagnosticada mediante parámetros periodontales. Estudio preliminar. MªLuisa Alcocer Sánchez. Madrid 2012.
  4. Diabetes y enfermedad periodontal: una pareja poco aconsejable. D. Herrera, H.J. Rodríguez-Casanovas, J.L. Herrera Pombo. Ediciones Mayo, S.A. No. 80, 2012.
  5. Salud bucodental y diabetes. La enfermedad periodontal. Javier Díez Espino.
  6. Diabetes y enfermedad periodontal. Dra. Bustamante Cabrera, Glady. Revista de Actualización Clínica. Volumen 31. 2013.

 

 

Téc. Paloma Camacho
Téc. Paloma Camacho

Técnico Superior y Experto en Higiene Bucodental por la Universidad de Sevilla y autora de “El Blog del Higienista Dental” . Actualmente ejerce su profesión como higienista bucodental en el sector clínico privado. Autora de “El Blog del Higienista Dental” lo crea en 2012 con la intención de orientar a compañeros profesionales de la higiene bucal. Además de ser colaboradora y autora de varios artículos en la web de PHB, en 2014 se especializa con un Curso Experto para Higienistas Dentales en su 12ª Edición en la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla. Ha realizado varios cursos de actualización de casi todos los campos en odontología, desde blanqueamientos y técnicas de higiene hasta especializaciones como la ortodoncia e implantología contando, además, con la Titulación de Operador de Instalación en Radiodiagnóstico Dental/Podológico.

No hay comentarios

Publica un comentario