Abordaje estético de la zona perioral

17 Oct Abordaje estético de la zona perioral

En las dos últimas décadas la odontología ha evolucionado de manera vertiginosa en su práctica clínica, haciendo sus objetivos de tratamientos en estética del área estomatognática más amplios y ambiciosos.

Esto se ha materializado en la innovación de métodos diagnósticos, materiales y técnicas que atienden a la demanda de nuestros pacientes desde una perspectiva más compleja.

El ácido hialurónico, es uno de los materiales que se ha incorporado los últimos años, gracias a su capacidad plástica de relleno utilizándose como modelador del perfil blando y del óvalo facial, es el caso de proyección de labio superior en clase III y de mentón en clase II.

Otra de sus aplicaciones es en el rejuvenecimiento del área perioral, disminuyendo, por su efecto bioregenerador y de relleno, la profundidad de surcos y arrugas, mejorando de manera evidente la definición del óvalo facial. 

En la evaluación diagnóstica de la estética facial debemos tener en cuenta dos variables que inciden de manera directa: la armonía y la edad.

1.- ARMONIA FACIAL.

En la actualidad, la ortodoncia hace especial énfasis en obtener la mejor adaptación y proporciones posibles de los tejidos blandos periorales a la oclusión lograda, algo que no siempre se puede alcanzar sin recurrir a la cirugía ortognática.

 

Los rellenos estéticos periorales con ácido hialurónico modifican el perfil blando con técnicas mínimamente invasivas, dando volumen y proyección a estructuras que lo necesiten para lograr la armonía facial deseada. Figura 1

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.06.47.png

 

Figura 1.- Relleno de labio superior y de punto A con ácido hialurónico tras la corrección oclusal de una Clase III.

 

 

Las estructuras factibles de ser rellenadas con AH en el tercio facial inferior son: Figura 2

• Espesor de labio superior: línea que une el punto anterior del labio superior y el punto interno del labio que apoya sobre el incisivo superior.

• Espesor de labio inferior: línea que une el punto entre el bermellón inferior y la piel, y el punto en que el interior del labio apoya sobre el incisivo inferior.

 

• Espesor de pogonion blando: línea que une el pogonion blando con el pogonion óseo.

• Espesor de mentón: línea que une el mentón blando con el mentón óseo.

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.07.56.png

 

Figura 2.- Estructuras del perfil blando que pueden ser modificadas con rellenos de ácido hialurónico.

 

El aumento de volumen de estas estructuras obtenido con la infiltración de ácido hialurónico, proporciona la mejoría de una serie de parámetros cefalométricos proporcionando el equilibrio facial deseado en la terminación de nuestros casos.Tabla 1 , Figura 3

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.10.34.png

 

Tabla 1.- Medidas cefalométricas modificadas con el relleno de estructuras de la zona perioral.

 

 

 

 

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.10.55.png

 

Figura 3.- Armonización de óvalo facial con infiltraciones de tercio facial inferior con ácido Hialurónico.

 

2.- ENVEJECIMIENTO FACIAL.

Los signos de envejecimiento facial aparecen a partir de la tercera década de la vida. La causa de dicho envejecimiento puede ser intrínseca (genotipo y cambios hormonales) o extrínseca (exposición solar, contaminación ambiental y hábitos personales como el tabaquismo o el estrés).

Los factores citados originan una remodelación de los componentes anatómicos de la cara (huesos, grasa, músculos, ligamentos y sistema músculo- aponeurótico), que se traducen en una pérdida de volumen que altera la estructura y forma del rostro, responsables del aspecto facial envejecido. Tablas 2

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.11.40.png

 

Tabla 2.- Cambios producidos por el envejecimiento en las estructuras anatómicas faciales.

 

El aspecto joven de la cara da lugar al llamado “triángulo de la belleza” formado por el juego de volúmenes que proporcionan los pómulos, las mejillas, el mentón y la línea mandibular. En la juventud este triángulo tiene su vértice en el mentón, su base en la línea que une la zona más elevada de los pómulos y sus lados están formados por el contorno definido y sin flacidez de las mejillas. La pérdida de volumen de pómulos y mejillas, así como la flacidez acumulada en el contorno facial inferior, hace que este triángulo se invierta y su base se localice en el mentón y la mandíbula.

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.12.12.png

 

A.-TRIÁNGULO DE LA BELLEZA EN LA JUVENTUD
Base en la línea que une la zona más alta de los pómulos y vértice en el mentón.

B.-TRIÁNGULO DE LA BELLEZA EN LA VEJEZ
Base en mentón y línea mandibular. Vértice en la glabela.

 

El rejuvenecimiento del tercio facial inferior busca la inversión de este triángulo formado por la pérdida de volumen en los depósitos grasos faciales y por la flacidez que eso conlleva. Esto lo realizamos con técnicas de infiltración de biomateriales como el ácido hialurónico en distintas densidades según el área que tratemos. El rejuvenecimiento de la zona perioral por tanto se basa en:

– restitución del volumen de grasa de los depósitos de la zona

– relleno de surcos

– relleno de arrugas finas

– tratamiento de labios

 

– rellenos de mentón y línea mandibular

 

1.- Relleno de depósitos grasos

Se utilizarán técnicas de depósitos de material en forma de abanico si es en la zona subdérmica, o técnica de depósitos puntuales si trabajamos en grasa profunda. Figura 4

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.14.20.png

 

Figura 4. Infiltración de grasa superficial (subdérmica) con técnica de abanico y cánula

 

2.- Rellenos de surcos nasogenianos y marioneta.

Realizamos infiltraciones en la zona del surco que queremos suavizar. La técnica puede ser en línea o puntual. Todos nuestros esfuerzos se basan en levantar el fondo del surco. Figura 5 y 6

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.15.05.png

 

Figura 5- Técnica de infiltración lineal, en abanico, en pilares y en depósitos.

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.15.23.png

 

Figura 6- Relleno de líneas de marioneta con técnica lineal distribuida en abanico (a) y en malla (a)

 

c.- Relleno de líneas finas

Se infiltra en dermis media y con material de poca densidad. La técnica suele ser en pequeños depósitos.

d.- Relleno de labios

Si es necesario se dará volumen a los labios, siempre respetando su morfología, para conseguir la armonía perioral. Los labios pierden grasa con el paso del tiempo y disminuyen de volumen, el rejuvenecimiento perioral debe restituir esta pérdida de volumen de forma discreta para dar uniformidad al tratamiento.Figura 7

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.16.01.png

 

Figura 7. En los labios comenzamos por perfilar su contorno que se ha ido difuminando y perdiendo la línea que delimita la zona cutánea de la zona submucosa. Posteriormente daremos volumen al bermellón infiltrando de forma lineal o en depósito.

 

e.- Relleno de mentón y línea mandibular

Esta zona presenta a menudo gran flacidez y pérdida de grasa lo condiciona la falta de uniformidad en la línea de la mandibula. El mentón pierde la grasa lateral y da lugar a un mentón fino. La suma de estas dos particularidades que condiciona la pérdida del óvalo facial. Se debe infiltrar ambas zonas, mentón y línea mandibular para obtener una clara mejoría en el dibujo del óvalo facial. Figura 8

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.17.27.png

 

Figura 8.- (a) Pérdida de volumen en zona de línea de marioneta (1), línea mandibular y mentón (2). Zona infiltrada y mejora del óvalo facial

 

En resumen, el rejuvenecimiento perioral es el resultado del rejuvenecimieto de las estructuras que lo conforman. Debemos tener en cuenta que dichas estructuras tienen diferente movilidad, apoyo y consistencia, por tanto, debemos utilizar distintas densidades en el material que infiltramos para obtener resultados ótimos. Figura 9

Captura de pantalla 2017-10-17 a las 11.18.09.png

Dra. Esther Hernández-Pacheco
No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.